Armonicus Cuatro
Diario de un loco

¿Sabías que...

En el 2006 recibió el Premio Nacional Alas de Plata, por su labor didáctica para con los niños de México. ?

Conferencia de Vestuario

El estudio de la historia y evolución de la indumentaria ha sido desde hace algunos años un aspecto apasionante para el actor Mario Iván Martínez. Así pues ha impartido cursos y conferencias dirigidas a diseñadores, actores, sastres, costureras, gente involucrada en la producción teatral o simplemente a personas interesadas en este tema.

Mario Iván es tenor del importante grupo Ars Nova y para él ha elaborado atuendos históricos que van desde el Renacimiento italiano hasta el Barroco francés. Asimismo ha diseñado el vestuario de diversas puestas teatrales entre las que destacan: Mozart y Salieri de Pushkin, El Contrario Luzbel (Pastorela anónima), La Cena del Rey Baltasar, La Noche de Epifanía de Shakespeare, Bécket o el Honor de Dios de Jean Anouilh y De Monstruos y Prodigios de Jorge Kuri, la cual representó a México en el XV Festival Iberoamericano de Teatro en Cádiz en el 2001.

Destaca su conferencia audiovisual e interactiva que lleva por título Las Monstruosidades de la Moda. Aquí, Mario Iván nos lleva por un fascinante y divertido recorrido a través de las peculiaridades del vestuario a lo largo de los tiempos; desde los griegos hasta principios del siglo XX. La charla se complementa con interesantes datos históricos, vestuarios y una atractiva pista sonora. Todo esto enriquece, da vida, color, teatralidad y movimiento a la propuesta.

“Las extravagancias en la indumentaria comienzan muy atrás en la historia y en materia de vestuario la imaginación no ha tenido límites y el ingenio no ha conocido barreras. Es curioso y fascinante observar la clara tendencia del ser humano a moldear las formas naturales de su cuerpo. Una de sus causas es indudablemente los cambios perpetuos en la estética, nuestra sed insaciable por cambiar. La necesidad ha sido también causa de muchas modas. Un embarazo oculto tras un guardainfante, una peluca para disfrazar una herida en la cabeza o la falta de pelo.

En el principio fue la desnudez y ahí empezó todo. Podemos imaginar a nuestra madre Eva escogiendo los colores apropiados del follaje para ella y Adán.

De lo que sí podemos estar seguros es que la moda seguirá constituyendo un elemento vivo y directamente impresionable, apasionante y divertido de la estética dominante de cada época. Alguna vez se dijo que a la moda hay que perdonarle todo, ¡muere tan joven!”

Mario Iván Martínez